martes, 14 de junio de 2011

Opendata y Opengov Sí, pero ¿Por qué y para qué? (I)

Son muchos los partidarios del opendata y del opengov y muchos los motivos para adoptarlos, pero pocos los que transmiten un mensaje claro de por que debería modificarse nuestro actual estilo de gobierno en este sentido.

Comienzo aquí una breve recopilación de para qué y por que

Eficiencia
Ejemplo 1: Gestión de un bache en la calle. Enfoque actual: debe haber una contrata o unos empleados públicos que 'paseen' por las calles detectando estos inconvenientes y reportándolo adecuadamente a los órganos pertinentes de la administración, que a su vez pondrán los medios para remediarlo.

Realizable hoy.  Los ciudadanos son los que reportan las incidencias, y la administración prioriza las necesidades y las ejecuta.

Enfoque futuro. Nuestros vehículos captarán las deficiencias de la vía y las reportarán en tiempo real junto con las fotos y otros datos como la posición exacta, etc.

Ejemplo 2. 
Acceso a servicios públicos por colectivos personas con discapacidad. Enfoque actual, debe diseñarse de forma accesible los servicios para cada uno de los colectivos, en la mayoría de los casos este diseño es deficiente pues no puede dar solución a todos los distintos tipos de colectivos.

Realizable hoy. Los propios usuarios y/o colectivos pueden diseñar aplicaciones que se conectan con los servicios públicos de la forma y manera que mejor convienen a los usuarios. Mediante tecnologías abiertas se reduce de forma drástica la inversión de tecnología para acceder a los servicios por parte de todos los colectivos. La administración tan solo certifica la idoneidad técnica de la aplicación.

Enfoque futuro: Son los propios usuarios mediante interfaces diseñados por  herramientas de usuario (mashup), quienes diseñan como acceder a los servicios, la integración con otros servicios externos permite incluso la generación de interfaces enriquecidos con informaciones externas.

Condicionantes
Para que los enfoques aquí descritos sean viables se necesitan de:
1) Una publicación sistemática de los datos que componen los servicios públicos y del estado de servicio para cada ciudadano (opendata).
2) La apertura de sus servicios desde el punto de vista tecnológico y de diseño a la participación ciudadana.
3) El compromiso político de la administración para continuar en este camino.

Beneficios
El primero y más importante es el coste global social, pues la inversión que debe realizar la administración se ve largamente compensada con una adaptación más estrecha a las necesidades del usuarios (ciudadano o empresarial), y unos menores tiempos de servicio.
Por otra parte la mayor sencillez de adaptación a colectivos especiales proporciona una mejor justicia social en cuanto al uso de los recursos públicos que son pagados de forma igualitaria por ciudadanos, empresas grandes y pequeñas