sábado, 11 de abril de 2009

Los españoles quieren nuevos mecanismos de participación más directa en la politica

Los datos
Algunos datos del estudio [1] que ha realizado el CIS sobre internet y democracia.

1.- Satisfacción de los españoles con la democracia.
Sólo un tercio de los españoles le dá mas de un 6 sobre 10.

2.-Confianza en los partidos políticos
La nota media es de 3,7 sobre 10, y menos del 10% les dá mas de un 6.

3.- "Los políticos no se preocupan de gente como yo"
El 80% de los españoles estan de acuerdo o muy de acuerdo con esta afirmación

4.- "Esté quien esté en el poder, siempre busca sus intereses personales"
El 72% de los españoles estan de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación.

5.- "Es necesario buscar otros mecanismos o fórmulas para que los ciudadanos participen más directamente en la toma de decisiones políticas"
74% a favor frente a un 12% que opina "Las decisiones políticas las deben tomar exclusivamente los representantes políticos".

6.- "Dar a la gente más oportunidades para participar en las decisiones políticas"
De las 6 opciones propuestas el 11 % lo eligió como primera opción y el 15 % en segunda.

Los datos muestran que los partidos políticos actuales no son la institución en que confían los ciudadanos, e independientemente del signo, opinan que sus representantes buscan sus intereses personales, sin importarles realmente los intereses del ciudadano que le vota.

La interpretación
Por tanto, sus opiniones refeljan que el problema no tiene que ver con la tendencia política sino con el sistema mismo. Por lo tanto el remedio dificilmente puede venir por un voto distinto sino por afrontar el problema de raíz.
Es decir implementar la voluntad ciudadana de participar más real y activamente en las decisiones políticas y las tecnologías de la comunicación son la herramienta que permite eso en nuestros días.

Y todo eso en una población conectada solo al 50% aproximadamente. Cuando ese otro 50% se sume y acceda de forma más simple a organizaciones o iniciativas reivindicativas, los gobiernos van a tener un problema.
Y tendrán un problema por que a diferencia de épocas anteriores es posible que no sea tan facil identificar a líderes o responsables de esas convulsiones.

El cambio que viene
Como cualquier cambio estructural no es esperable que el sistema actual se adapte sin una presión externa. ¿En que consitirá esa presión? ¿En estas convulsiones anteriormente identificadas y que se han producido en países menos estables que el nuestro?, ¿En una deseable apertura de los partidos políticos actuales?, ¿En la constitución de lobbies ciudadanos para temas puntuales?.

Probablemente en una combinación de todos estos aspectos y algunos otros, lo que está claro es que el deseo ya está ahí e ignorarlo no puede llevarnos a nada bueno.

Ha llegado la hora de la política 2.0 pero no la que se hace de arriba a abajo sino al revés, de abajo hasta arriba y con vuelta.

2 comentarios:

Sebasmuriel dijo...

Very interesting data !! ;)

alberto dijo...

Muy,muy interesantes efectivamente, probablemente no hay una forma sistemática de estimar cuando tendremos efectos en la sociedad española, pero trabajo en un modelo de ello.